Lo que hicimos mal al estrenar nuestro propio sistema de entradas

Decidimos que era buena idea sacar todas las entradas de golpe en un sistema nuevo que aún no habíamos sometido a presión. Spoiler: sale mal



Esta es la historia de una decisión no medida. A mediados del año pasado comenzamos un proceso de modernización interna (digitalización y todas esas cosas que tanto se oyen ahora), que tenía por uno de sus principales puntos un sistema de venta de entradas propio en una nueva web que nos permitiera una interacción con el entorno con muchas más posibilidades.

 

Esto es una de las cosas que nos han tenido con la lengua fuera incluso en estos meses de parón. Cuando hace unas semanas por fin se empezaron a mover las cosas y llegaron apoyos de Gobierno Vasco y Donostia Kultura con los que por fin animarnos a hacer conciertos, decidimos acelerar y estrenar con ellos nuestro flamante sistema. Todo bien hasta aquí, como casi todo el mundo nos crecemos en los últimos metros.

 

Así que cuando el jueves pasado se anunció la agenda(za), para dar oportunidad a todas las personas que quizá no estaban al loro en ese momento, decidimos poner un día y una hora para la venta, ayer lunes. Esto no lo habíamos hecho nunca, normalmente sacamos las cosas según las cerramos, más o menos ya nos conocéis.

 

Y sí, se fue todo a la mierda. Medimos mal muchísimas cosas. vuestra hambre de conciertos, nuestro ancho de servidor contratado y, sobre todo, no tener comprobadísimas todas las cosas que podían salir mal en un caso así. Las más graves: muchos pedidos de compra llegaron hasta la pasarela de pago, completaron la transacción, pero al volver a la web (el momento en el que el sistema certifica que la entrada está vendida y la asigna a un comprador) se encontraron que ésta estaba de nuevo caída. Mientras se refrescaba, otros pedidos (por razones que se nos escapan) sí consiguieron hacer todo el proceso íntegro, así que cuando las primeras fueron a cerrar la confirmación, se encontraron que ya no quedaban entradas, especialmente en el caso de Belako (estaba claro). Así, hemos tenido un montón de casos de cobros dobles, entradas que no llegan, cobros sin entrada...

 

Desde ayer por la tarde hemos estado revisando caso por caso, y ya hemos hecho todas las devoluciones y arreglos posibles, pero si nos hemos dejado algo o tenéis alguna duda, escribidnos por favor a tickets arroba dabadabass.com o tickets arroba guajirasicodelica.com

 

Si no habéis recibido las entradas, seguramente os hayáis quedado fuera y, si se os había cobrado por ellas, os entrará el dinero de vuelta entre hoy y mañana

 

Lo sentimos, de veras.

 

PD: otro de los vértices de esta web nueva nos servirá para compensaros el mal sabor de boca. Os lo presentaremos en breve.

Etxetik, sonidos en la pandemia #15: Orphidal
Seguramente @orphidal sea uno de los djs más elegantes que tenemos la suerte de tener alrededor de Dabadaba. Sus noches han sido siempre infalibles, desde hace un tiempo también como parte del colectivo @i.d_music. Muy fans de Diego y de esta finura de Etxetik que nos mete de cabeza en el verano.⠀